miércoles, 24 de diciembre de 2008

¿A quién le importaba?

Aquellas mañanas de adviento cuando el dibujo de la cencellada iluminaba nuestro camino futuro en ramificaciones insospechadas, cuando de las rozadas zarzas sobre nuestras cerillas brotaba el crepitante fuego y nos calentaba las manos en cualquier prado que crujía bajo el peso de los pies menudos.
Y nos reíamos, nos reíamos y arrancábamos el musgo de las peñas para llevarlo en una cesta… a la iglesia. Teníamos siete años y ya habíamos probado el sabor de los lejanos caminos. Ulises lo inventamos nosotros y la Navidad y el frío de una mañana luminosa de niebla y escarcha.
Saludos

En el Museo Arqueológico de Madrid (Ahora en obras)

museo arqueológico de Madrid
museo arqueológico de Madrid
museo arqueológico de Madrid

jueves, 18 de diciembre de 2008

Comida de las vacaciones de invierno

el rioja
el chuletón
el cochinillo
las chuletitas
el bacalao
el postre
los sorbetes

Y como luego vas a decir que no te acuerdas: faltan los entrantes con la mousse de queso, los ibéricos y el queso Roquefort, las setas con bechamel gratinadas al horno, el pulpo a la gallega con sus cachelos y las gambas blancas a la plancha; más la merluza, el lenguado y el café...